Lollapalooza 2012

publicidad
01 de abril de 2012 • 21:17 • actualizado a las 07:00

Los beats demenciales de Skrillex colapsaron el Movistar

Con su presentación, el Dj Estadounidense Skrillex, provocó que colapsara ek Movistar Arena.
Foto: Inés Suárez / Agencia Uno.
 

Tiene apenas 24 años, y ni un solo larga duración editado, pero Sonny John Moore, más conocido como Skrillex, ha logrado revolucionar al ambiente de la música electrónica en el último año. Tanto que el propio Perry Farrell movió los hilos para traerlo a la segunda versión de Lollapalooza en Chile, a la que llegaba además luego de ganar tres Grammys, alimentando aún más las expectativas del público.

Y el resultado fue un Movistar Arena repleto de lado a lado, como pocas veces se ha visto, que obligó a cerrar varias veces los accesos perímetrales y las puertas del recinto, para intentar controlar el ingreso de gente.

Dentro, incluso en los pasillos algunos bailaban con el dubstep del joven músico, que arma mezclas irresistibles con beats gigantes y bajos robóticos, en medio de un ritmo que apenas da respiro, y que pone al público casi en un estado de catarsis. Para aumentar el efecto de frenesí, numerosas pantallas pasaban videos con imágenes de videojuegos y otras, mientras a los costados de su mesa, dos cañones de humo disparan sus ráfagas al cielo, haciendo gritar a las miles de personas que bailaban en la cancha y en las plateas.

Mientras, sobre sus máquinas, el propio Skrillex arengaba al público con gritos y los brazos en alto.

Así pasaron canciones de su celebrado EP de este año, "Bangarang", como "Breakin' a Sweat", y "Scary Monsters and nice sprites", de su EP homónimo del 2010, sumados a remezclas en vivo que iban desde el house hasta el reggae.

Afuera en el Parque O'Higgins, a esa misma hora la mayor cantidad del público se volcaba sobre el Claro-LG Stage, para ver el show de los estadounidenses Foo Fighters, que cierra esta versión del festival.

REVISA EL PRONÓSTICO METEOROLÓGICO DE LA SEMANA EN TERRA TIEMPO

 

Terra Terra