Música

publicidad
13 de febrero de 2012 • 16:55

La dolorosa historia detrás del éxito de Adele

Adele
Foto: Getty Images
 

El disco “21”, que le permitió a Adele ganar 6 premios Grammy, “está inspirado en una relación miserable”, según reveló la propia cantante británica, convertida hoy en todo un suceso del pop y del soul gracias a este álbum, que ya ha vendido más de 20 millones de copias en el mundo.

Con canciones como “Rolling in the deep” y “Someone like you”, el disco plasma en sus letras los sentimientos de la artista respecto a un amor que no funcionó.

Nunca ha mencionado el nombre del ex novio que inspiró estos versos, pero sí ha dicho que con él vivió su “primera relación adulta” y que “lamentablemente, el afecto se acabó”, según declaraciones recogidas en 2011 por USA Today.

“Sentí que me estaba muriendo. A veces, me costaba imaginar el resto de mi vida sin él”, señalaba la cantante, poco tiempo después de lanzar “21”, a comienzos del año pasado.

“Él era muy artístico, pero poco romántico”, reveló a la revista Rolling Stone. “Me convirtió en una adulta y me puso en el camino por el que transito hoy”.

A aquel enamorado lo conoció en 2008, época en que promocionaba su primer álbum, “19”, y rompió con él justo cuando comenzaba a escribir las canciones para su segundo disco, “21”, por lo que las letras terminaron reflejando su estado anímico de entonces.

Adele repitió así una historia ya vivida, pues su placa debut también está inspirada en el término de una relación. Aquel ex novio “me engañó y por eso nos separamos”, confesó respecto a quien la motivó a componer los temas para “19”, el álbum que la lanzó al éxito.

Claro está que la receta de sus triunfos la ha encontrado en sus propias experiencias, sus dolores y esperanzas. “No puedo escribir sobre relaciones de otras personas”, ha dicho.

Terra Terra