Música

publicidad
01 de agosto de 2012 • 16:07

Hijo de baterista de Led Zeppelin habla de su show en Chile

Jason Bonham llegará a Chile con el "Led Zeppelin Experience" el próximo 5 de septiembre en Teatro Caupolicán
Foto: Getty Images

En 1980 muere uno de los mejores bateristas de la historia del rock, John Bonham. Su trágica, partida por culpa del alcoholismo, marcó el fin de más de diez años de historia para Led Zeppelin, quienes decidieron no continuar trabajando sin el músico junto a ellos.

A más de tres décadas desde esta separación, el próximo 5 de septiembre el legado de Zeppelin llegará por primera vez a Chile con el hijo de Bonham sentado en la batería que su padre posicionó como clave en el mundo de la música.  

A casi un mes de su arribo al país, Jason Bonham habló con Terra.cl sobre su visita a tierras nacionales, los recuerdos con su padre y cómo una película cambió su vida para siempre.

La primeva vez en Chile y el legado de Zeppelin

Bueno, la verdad es que no sé como es Chile, pero puedo imaginar que será bien loco, como un verdadero show de rock and roll. Led Zeppelin nunca tocó en Chile, así que para mí, representando a mi familia y su música, es genial. La verdad es que esto partió como una diversión y nunca me imagine viajando por el mundo. Es un gran honor y una gran responsabilidad.  No somos Led Zeppeling, pero tocamos con pasión y amamos tanto su música que tratamos de hacer lo mejor que podemos siempre. Estoy muy emocionado de ir.

¿Te imaginaste alguna vez, cuando veías a tu papá tocar, que seguirías sus pasos?

No. No fue hasta que falleció que me vi realmente como un baterista que continuaría con la tradición. Antes de que el muriera estaba muy ligado al mundo del motocross y era muy bueno en eso. Llegué a ser el segundo mejor motorista de Inglaterra cuando tenía 14, entonces yo pensaba que mi vida sería eso y me transformaría en un profesional del motocross, pero me enfoqué en ser baterista para continuar con la tradición y la verdad es que me siento muy afortunado de hacer lo que más me gusta ahora y poder vivir de esto.

¿Sientes la influencia de tu padre en otros músicos?

Si. Con todos los músicos que he hablado, sean bateristas o no, ellos hablan sobre el Groove de John Bonham. Hace poco estuve con Steven Tyler – de Aerosmith - en Boston y hablamos sobre el ritmo y la onda que tenía mi papá y la banda entera. Hablábamos sobre lo genial que era Led Zeppelin y cómo se apoyaban entre ellos para ser mejores, y eso no pasa muy a menudo en el mundo. Ellos tenían una magia que se transmitió en todos su álbumes y cada uno de ellos tienen algún elemento que se transforma en un clásico. Eran realmente fenomenales, no solo una banda que tocaba bien.

Acá en Chile hay una banda llamada “Los Jaivas” que casi se ha transformado en una empresa familiar, donde hijos de músicos que han fallecido, toman su lugar. ¿Conoces a otras personas que continúen con la tradición y el legado de sus padres en la música?

Oh, wow. No conozco a los Jaivas, pero los buscaré. Tengo buenos amigos que continúan con trabajo familiar de ser músicos, que siguen los pasos de sus padres, como Julian Lennon – hijo de John Lennon-, o Zak Starkey. Él un baterista fenomenal que toca con The Who y que es el hijo de Ringo de Los Beatles; ellos son dos personas que conozco muy bien y que se apegan mucho a la tradición. También he visto a Jacob Dylan, hijo de Bob. Sé que Joe Perry  (guitarrista) de Aerosmith tiene un hijo muy apegado a la música. Es algo bueno de hacer, ¿sabes?, y no es estar a la sombra de tus padres, es algo que se disfruta.

¿Has pensado en juntar a todos estos tipos en una misma banda contigo?

La verdad es que si, ha, ha, ha. Lo hemos hablado cada vez que nos juntamos por ahí. Eso si, siempre pensamos que la presión de lo que podamos hacer juntos será demasiada, entonces creo que si se concreta, será algo que haremos de manera más íntima o secreta.  Pero me encantaría trabajar con ellos en un álbum, particularmente, me encantaría entrar al estudio con Julian Lennon o incluso hacer algo con Zak en un disco con dos bateristas, sería genial. Quizá lo hagamos un día, cuando seamos lo suficientemente viejos, ha, ha. Cuando maduremos, ha, ha.

La película de rockeros que cambió su vida

Fuiste uno de los personajes de la película “Rockstar” junto a Mark Wahlberg y Zakk Wylde (guitarrista). Cómo fue la experiencia de volver a esa época donde el glamour del rock era lo máximo y los cabellos largos brillaban al viento…

Ha, ha, ha. Fue muy entretenida, por que incluso en el pasado mi cabello nunca fue tan cool como lo fue en la película, y eso fue divertido. También fue un punto crítico en mi vida porque mientras estábamos rodando la película, me di cuenta que realmente tenía problemas con el alcohol, porque a ratos arruinaba todo llegando ebrio al set o llegando tarde a las grabaciones. Fue una buena manera de darme cuenta de todo esto.

¿Cómo lo manejaste, cuándo te volviste consiente de eso?

Cuando le preguntaba al director ‘cómo debo actuar, cómo es mi personaje’ y él me decía ‘sé tu mismo’.  Le preguntaba, ‘cómo es eso’, y bueno, él respondía ‘un baterista alcohólico’ y eso realmente se metió a mi cabeza. Ya han pasado unos diez años desde eso y dejé las drogas y el alcohol, entonces esta película cambió mi vida en más formas de las que puedes imaginar 

Terra